Las 3 averías más comunes en tu hogar

Si vives en una casa o piso que ya tiene unos años, esto te resultará familiar. Habrá habido veces en las que habrás necesitado algún fontanero u otro profesional para reformarlo. En otras ocasiones, ciertas averías de fontanería surgirán en tu hogar, y es que hay algunas muy comunes.

 

 

¿Qué averías de fontanería puede encontrar un profesional de forma más asidua?

Hay quien por suerte no ha sufrido todavía ninguna. ¡Esperamos que tú seas uno de ellos! De mayor a menor medida, hemos confeccionado el siguiente ranking en el que encontrarás las más cotidianas.

La primera posición, se la llevan los atascos. En cualquier tubería de tu casa, tarde o temprano, aparece un atasco. Restos de comida en los desagües de la cocina y de pelo en el lavabo o en la ducha. Día tras día, se van acumulando hasta que forman el atasco. Si actúas a tiempo, tal vez consigas solucionarlo con desatascadores químicos que venden en una ferretería o un supermercado. De todas formas, no siempre es la opción más aconsejable.

Una fuga es la segunda avería más común. Unas veces, las fugas pueden ocasionarse en las juntas, pues son de goma y acaban pudriéndose. Otras, en algún codo de la tubería por la abrasión causada por ciertos agentes químicos, como puede ser el desatascador antes mencionado. Por eso, la mejor solución en cuanto a averías de fontanería es acudir a un profesional.

Otra avería, no relacionada con las tuberías esta vez, ocurre en la cisterna. El botón puede quedarse presionado o romperse el mecanismo que hace accionar la salida de agua. En el primer caso, sufrirás una pérdida continua de agua que deberás parar cuanto antes cerrando la llave.

 

Es normal que tengamos averías en nuestro hogar, usamos todo a diario. ¿Te resultan familiares ahora algunas de estas averías de fontanería?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

×
Si quiere puede ponerse en contacto por whatsapp