Los mejores tipos de platos de ducha

Si estás buscando diferentes tipos de platos de ducha, queremos ayudarte a conocerlos para que puedas elegir el mejor para tu cuarto de baño. Hay varios tipos de platos de ducha, pero hablaremos de los cuatro más usados.

Para empezar, te diremos que el cerámico o de porcelana fue uno de los tipos de platos de ducha más popular en otros tiempos. Era uno de los más resistentes y no amarilleaba con el paso del tiempo. Finalmente, dejó de usarse por ser altamente deslizante y nada seguro para sus usuarios.

El plato de ducha acrílico se compone, como su nombre indica, de una capa superior acrílica y fibra de vidrio. Suele ser menos resbaloso y soporta mejor los golpes que el cerámico.

El de piedra natural se fabrica en cuarcita, mármol, pizarra o granito. A pesar de su robustez, tiene un tacto frío que puede resultar algo desagradable. También es poco resistente a los posibles golpes. En algunos hoteles, encontrarás este tipo de plato.

Otro es el de resina y carga mineral. Ofrece una gran versatilidad y es el más demandado actualmente por su altísima calidad. Es apto para cualquier tamaño y espacio y puedes elegir entre una amplia gama de colores RAL. Su capa superficial es muy resistente. Además de estas cualidades, es el tipo de plato de ducha más antideslizante. Apenas tiene escalón para su entrada en la ducha, pues es extraplano por su pequeño grosor. Es el llamado Gelcoat de grado 3.

 

¿Cuál de los tipos de platos de ducha podemos recomendarte?

Por seguridad ante los mencionados resbalones y por estética, las mejores opciones son los platos de piedra natural y de carga natural. Dependiendo del estilo que tenga tu cuarto de baño, puedes escoger el que mejor combine con él, así como con tus muebles y azulejos. ¿Sabrías cuál elegir?

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

×
Si quiere puede ponerse en contacto por whatsapp